• 19:22
  • Jueves, 23 de Mayo de 2019
Opinión

Vacunarse es cuestión de salud pública

Isabel Gallego
Vacunarse es cuestión de salud pública

Estudios epidemiológicos reales avalan la necesidad de prevención ante agentes infecciosos que según su virulencia pueden ocasionar incapacidad física, mental e, incluso, la muerte.

La vacunación es un proceso por el que el ser humano adquiere inmunidad o protección específica para un proceso infeccioso con el objeto de inducir respuesta inmunitaria específica protectora que inactiven, destruyan o supriman al agente infeccioso. De no ser así, el individuo gozará no más que de una inmunización innata, una inmunidad pasiva adquirida por la transmisión de la madre y una inmunidad natural ACTIVA fruto del contacto directo con el microorganismo. Siendo en muchas ocasiones insuficientes para evitar consecuencias como otitis, encefalitis, miocarditis, neumonía, ataxia cerebelosa, meningitis o la muerte.

El acto de vacunarse es cuestión de civismo, SALUD PÚBLICA y respeto al resto de ciudadanos.

Aclarar que la vacunación en España es voluntaria. Ahora bien, hay determinadas situaciones que permiten que la Administración Pública imponga la vacunación forzosa, previa autorización judicial, fundamentalmente en caso de epidemias. En nuestras manos está no llegar a esta situación de riesgo.

Con respecto al polémico caso de los últimos días en el que una guardería no ha aceptado a un niño por no estar vacunado, las instituciones españolas garantizan la calidad de sus servicios y, entre ellos, la seguridad del usuario. Si un niño no está vacunado pone en peligro al resto. Tú eres libre de vacunarlo y la institución es libre de no aceptarlo.

SE RESPONSABLE DE LA SALUD DE TU HIJO, SE RESPONSABLE DE LA SALUD DEL MIO