Sánchez aprueba un nuevo Estado de Alarma

El Consejo de Ministros acaba de finalizar con la aprobación de un nuevo Estado de Alarma después de que así se lo pidieran once presidentes autonómicos con el objetivo de tener cobertura jurídica suficiente para endurecer las restricciones de movilidad y poder hacer frente al incremento de contagios de COVID-19, según ha confirmado La Moncloa.

El nuevo decreto establece el confinamiento nocturno de las once de la noche a seis de la mañana en todo el país, con un margen para las autonomías para adelantarlo o atrasarlo una hora. No obstante, "esta medida entrará en vigor en todo el país salvo en las islas Canarias" que comunica unas cifras "muy positivas" de los contagios.

Además del confinamiento nocturno, se establece la restricción de reuniones sociales a seis personas como ya se aprobara por la Junta de Extremadura en los últimos días.

Una de las novedades de este estado de alarma es que se vuelve a habilitar la posibilidad de que los ciudadanos de una provincia no puedan salir de esa zona, salvo para ir a trabajar, cuestiones sanitarias y otras obligaciones legales o familiares que sí permitirían cambiar de provincial.

De este modo, será cada gobierno regional el que podrá aprobar esta medida para todo su territorio o bien aplicar "un confinamiento inferior" en una parte de una región.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez ha adelantado que aunque la medida tiene una aplicación de quince días, el objetivo es prorrogarlo hasta el próximo 9 de mayo. Para ello, pide un apoyo "abrumador" de todos los grupos políticos para aprobar la medida.

El objetivo es doblegar la curva de contagios y proteger además la actividad económica y laboral, explica Sánchez, por lo que, si en algún momento se puede prescindir del Estado de Alarma "se eliminará automáticamente".

El presidente del Gobierno ha recordado que, tal y como aseguran los epidemiólogos, con el cambio de estación, aumenta el número de contagios y la presión hospitalaria y el país se sitúa en estos días en 362 contagios por cada 100.000 habitantes. Una cifra que "tenemos que conseguir reducir hasta los 25 contagios".

Esta medida obedece a criterios técnicos "para doblegar la curva, mantener a raya al virus y entrar en un escenario más favorable y mantener unas condiciones distintas a las que nos esperan en los próximos meses".

El jefe del Ejecutivo ha recalcado que "no hay confinamiento general pero debemos quedarnos en casa lo que sea posible". Al respecto, insiste en que "a menos movilidad menos posibilidades tendrá el virus de contagiarnos".

 

 

 

 

 

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, realizar analisis de las conexiones y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el analisis de sus habitos de navegacion. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuracion u obtener mas informacion Aqui.

  Acepto las cookies de este sitio.
Notification