Cáceres Provincia

La fábrica de diamantes de Trujillo creará 300 puestos de trabajo directos

Fernández Vara asegura que el proyecto de diamantes de Trujillo es el ejemplo de que Extremadura está preparada para competir en la revolución verde y digital del siglo XXI

 

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha asegurado hoy en Trujillo que el proyecto de Diamond Foundry es un claro ejemplo de que Extremadura está preparada para competir en la revolución verde y digital del siglo XXI. "Hoy esta tierra está a la vanguardia para liderar esta nueva realidad. Tal vez, ahora muchos acaben convenciéndose de que la Extremadura de futuro que viene está comenzando a llegar". El mandatario extremeño ha hecho estas declaraciones durante la presentación de la empresa internacional que se va a dedicar a generar, de forma sostenible, gemas artificiales a partir de la luz solar.

En este encuentro, Fernández Vara ha estado acompañado por Raúl Blanco, secretario general de Industria y PYME del Gobierno de España; el consejero de Economía, Ciencia y Agenda Digital, Rafael España; y la consejera para la Transición Ecológica y Sostenibilidad, Olga García. Los primeros pasos para hacer realidad esta iniciativa tuvieron lugar en junio de 2021 con la firma en Mérida de un protocolo entre el Gobierno extremeño y el consejero delegado de Diamond Foundry, Martin Roscheisen.

El presidente de la Junta ha destacado que, con la firma de acuerdos formalizada en Trujillo, el proyecto es ya una realidad tangible. "En noviembre empezará el movimiento de tierra. En el primer trimestre comenzarán las obras y si todo va bien, en breve se convertirá en un verdadero referente industrial para nuestra región", ha asegurado.

Fernández Vara ha destacado la importancia de que dentro de la estrategia de expansión en Europa de esta firma norteamericana, hayan sido España y Extremadura los enclaves elegidos para acometer esta experiencia empresarial. La previsión inicial de este proyecto conlleva una inversión de 670 millones de euros y la creación de 300 puestos de trabajo directos. La fábrica de diamantes artificiales de Trujillo, la primera que la empresa Diamond Foundry localiza fuera de Estados Unidos, elaborará componentes que se utilizarán principalmente en el sector del automóvil. La planta del municipio cacereño aplicará el diamante en la fabricación de semiconductores, una tecnología que aumenta su demanda a nivel mundial con aplicaciones en las redes de comunicación 5G y en la industria del vehículo eléctrico.

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, realizar analisis de las conexiones y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el analisis de sus habitos de navegacion. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuracion u obtener mas informacion Aqui.

  Acepto las cookies de este sitio.