Isabel Gallego

Enfermera del Servicio Extremeño de Salud. Trabajadora incansable, enfermera por pasión y por convicción hace de su día a día una verdadera aventura.


Protección frente a radiaciones solares

Durante el verano, es cuando más actividades desarrollamos al aire libre pero también es la época en la que los rayos del sol son más perjudiciales, ya que inciden en la Tierra de forma más perpendicular. Nuestra piel es en esta época muy vulnerable a la exposición solar, por lo que una adecuada protección es fundamental para evitar daños sobre la salud, sobre todo porque los efectos negativos de la exposición prolongada al sol son acumulativos.

Algunas de estas consecuencias son quemaduras, insolaciones, afecciones oculares, alteraciones del sistema inmunitario o el envejecimiento cutáneo prematuro. El aumento del cáncer de piel (carcinoma y melanoma maligno) en los últimos años es un claro indicativo de los peligros que comportan estas radiaciones cuando no se toman las debidas medidas de precaución.

No obstante, la mayoría de los efectos adversos de la exposición al sol son evitables siguiendo unos sencillos consejos que recomiendan el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social y las organizaciones especializadas:

Evite exponerse al sol en las horas centrales del día (de 12 a 17 horas), así como exposiciones prolongadas o siestas.

Disminuya las partes del cuerpo expuestas directamente al sol. Las prendas ligeras, las camisas de punto tupido y los pantalones largos bloquearán la mayor parte de la radiación solar. Las prendas más cómodas en los climas calurosos son las camisas de algodón de colores claros. La ropa debe ser cómoda y no demasiado ceñida.

Se recomienda cubrir la cabeza con sombreros o gorras.

El sol puede dañar también los ojos, por lo que es recomendable utilizar gafas de sol homologadas que filtren, al menos, el 90% de la radiación ultravioleta(UV).

Utilice productos de protección solar con un factor elevado y adecuados a su edad, tipo de piel y zona del cuerpo. Estos protectores deberán aplicarse, en cantidades generosas, 30 minutos antes de exponerse al sol y renovarse cada dos horas y después de cada baño. Recuerde que ni siquiera los productos de protección solar muy eficaces y que protegen frente a ambas radiaciones, UVB y UVA, pueden garantizar una protección total frente a los riesgos que la radiación ultravioleta entraña para la salud. La única forma de evitar completamente los daños del sol es evitar la exposición y, cuando esto no se haga, tomar las medidas de protección adecuadas descritas para intentar disminuir el riesgo.

Sea cuidadoso en exposiciones sobre y en el agua, ya que la radiación puede penetrar hasta un metro en el agua clara.

Proteja especialmente a los niños, ya que son muy sensibles a sobre exposiciones al sol en esta época del año. Se debe evitar también que menores de 3 años estén expuestos al sol. Se deben utilizar cremas de factor solar elevado (se aconsejan factores de protección solar mayores de 40).

Si toma medicación, compruebe que ésta no aumenta la sensibilidad cutánea a la radiación ultravioleta.

No olvide que el riesgo de quemaduras solares se incrementa con la altura (cada 300 metros, aumenta un 4% el poder de las radiaciones ultravioletas) por lo que en la montaña se deben seguir los mismos consejos para protegerse del sol.

"Disfruta este verano con salud"

 

Extremadura con 44 grados, ¿cómo sobrevivir a la ola de calor?

Extremadura podría alcanzar el próximo fin de semana los 44 grados en la que ya está planificada como la primera ola de calor importante del verano.

Desde el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social se quiere incidir en la necesidad de prevenir los efectos que las altas temperaturas pueden tener sobre su salud.

El SES pone en marcha desde el 1 de junio hasta el 30 de septiembre EL PLAN DE VIGILANCIA Y PREVENCIÓN DE LOS EFECTOS DEL EXCESO DE TEMPERATURAS SOBRE LA SALUD.

La predicción de ola de calor se publicará 5 días antes a través de la Agencia Estatal de Meteorología, AEMET.

Dado que la mejor defensa es la prevención se insiste en un decálogo de recomendaciones generales:

- Beba agua y líquidos con frecuencia, aunque no sienta sed y con independencia de la actividad física que realice.

- No abuse de las bebidas con cafeína, alcohol o grandes cantidades de azúcar, ya que pueden hacer perder más líquido corporal.

- Aunque cualquier persona puede sufrir un problema relacionado con el calor, preste especial atención a bebes y niños pequeños, mayores y personas con enfermedades que puedan agravarse con el calor y la deshidratación, como las patologías cardiacas.

- Permanezca el mayor tiempo posible en lugares frescos, a la sombra o climatizados, y refrésquese cada vez que lo necesite.

- Procure reducir la actividad física y evitar realizar deportes al aire libre en las horas más calurosas (de 12.00 a 17.00).

- Use ropa ligera, holgada y que deje transpirar.

- Nunca deje ninguna persona en un vehículo estacionado y cerrado (especialmente a niños, ancianos o enfermos crónicos).

Consulte a su médico ante síntomas que se prolonguen más de una hora y que puedan estar relacionados con las altas temperaturas.

Mantenga sus medicinas en un lugar fresco; el calor puede alterar su composición y sus efectos.

Haga comidas ligeras que ayuden a reponer las sales perdidas por el sudor (ensaladas, frutas, verduras, zumos, etc.)

"Disfruta este verano con salud".

Demos la bienvenida a la gripe

La GRIPE es una enfermedad frecuente en invierno, producida por un virus. Suele iniciarse de forma brusca, con fiebre superior a 38° C acompañada de síntomas como escalofríos, malestar general, dolor de cabeza, dolores musculares y articulares, lagrimeo, tos..que suelen durar entre 5 y 8 días.

Se contagia de persona a persona por contacto con las gotitas que se expulsan por boca o nariz al toser o estornudar, y que pueden quedarse en las manos.

¿QUÉ PUEDE HACER?

Use pañuelos de un solo uso y tírelo a la basura nada más utilizarlo.

Lávese frecuentemente las manos con agua y jabón.

Cúbrase bien la boca y la nariz cuando tosa o estornude. Si no dispone de pañuelo, utilice el interior de su brazo hacia el codo.

No fume ni consuma bebidas alcohólicas.

Puede tomar analgésico o antitérmico.

Quédese en casa, le ayudará a superar la enfermedad y, además, no contagiará a otras personas.

Ventile todas las habitaciones de la casa, centros educativos y centros laborales.

Acuda a consulta médica si tiene alguna enfermedad crónica, está embarazada o se trata de un niño de corta edad.

¿CUÁNDO SOLICITAR ASISTENCIA MÉDICA?

NIÑOS

Dificultad respiratoria.

Erupciones en piel.

No quieren comer o jugar.

ADULTOS

Dificultad respiratoria.

Dolor o presión en pecho o abdomen.

Mareo persistente.

Estado confusional.

Fiebre de más de 38° de más de 4 días.

TODOS SOMOS RESPONSABLES DE LA SALUD DE NUESTRA COMUNIDAD

Vacunarse es cuestión de salud pública

Estudios epidemiológicos reales avalan la necesidad de prevención ante agentes infecciosos que según su virulencia pueden ocasionar incapacidad física, mental e, incluso, la muerte.

La vacunación es un proceso por el que el ser humano adquiere inmunidad o protección específica para un proceso infeccioso con el objeto de inducir respuesta inmunitaria específica protectora que inactiven, destruyan o supriman al agente infeccioso. De no ser así, el individuo gozará no más que de una inmunización innata, una inmunidad pasiva adquirida por la transmisión de la madre y una inmunidad natural ACTIVA fruto del contacto directo con el microorganismo. Siendo en muchas ocasiones insuficientes para evitar consecuencias como otitis, encefalitis, miocarditis, neumonía, ataxia cerebelosa, meningitis o la muerte.

El acto de vacunarse es cuestión de civismo, SALUD PÚBLICA y respeto al resto de ciudadanos.

Aclarar que la vacunación en España es voluntaria. Ahora bien, hay determinadas situaciones que permiten que la Administración Pública imponga la vacunación forzosa, previa autorización judicial, fundamentalmente en caso de epidemias. En nuestras manos está no llegar a esta situación de riesgo.

Con respecto al polémico caso de los últimos días en el que una guardería no ha aceptado a un niño por no estar vacunado, las instituciones españolas garantizan la calidad de sus servicios y, entre ellos, la seguridad del usuario. Si un niño no está vacunado pone en peligro al resto. Tú eres libre de vacunarlo y la institución es libre de no aceptarlo.

SE RESPONSABLE DE LA SALUD DE TU HIJO, SE RESPONSABLE DE LA SALUD DEL MIO

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, realizar analisis de las conexiones y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el analisis de sus habitos de navegacion. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuracion u obtener mas informacion Aqui.

  Acepto las cookies de este sitio.