• 09:24
  • sábado, 24 de agosto de 2019

Un simulacro en Orellana pone a prueba a los efectivos de emergencia

Entre las novedades de este año estaba la utilización de un desfibrilador automático (DESA) con el que ya cuenta la playa de Orellana
Simulacro en el Embalse de Orellana
Simulacro en el Embalse de Orellana
Un simulacro en Orellana pone a prueba a los efectivos de emergencia

La playa del embalse de Orellana ha sido escenario este jueves de un simulacro de los equipos de emergencia que coordina el 112 de Extremadura.

Es el tercer año que desde se realiza este tipo de actuación con el objetivo de poner en práctica los protocolos y planes de actuación ante una emergencia ordinaria, así como la preparación de los servicios intervinientes.

En el desarrollo del simulacro han participado efectivos del Centro de Atención de Urgencias y Emergencias de la Junta de Extremadura, el Ayuntamiento de Orellana la Vieja, el Consorcio Provincial de Extinción de Incendios de Diputación Badajoz, la Policía Local Orellana la Vieja, Guardia Civil, Cruz Roja, la Universidad Popular Orellana la Vieja y el Servicio Extremeño de Salud (SES).

En total, en torno a 60 efectivos entre participantes directos, figurantes, coordinadores y observadores , como testigos de varios accidentes simultáneos con heridos y fallecidos.

Al simulacro asistían además la directora general de Emergencias y Protección Civil de la Junta de Extrmadura, Nieves Villar; y el alcalde de la localidad, Cayetano Ramos.

Entre las novedades de este año estaba la utilización de un desfibrilador automático (DESA) con el que ya cuenta la playa de Orellana y que servía para comprobar la preparación del personal especializado en su utilización.

La incertidumbre de los hechos que se iban a desarrollar se convertía en el eje central de las actuaciones puesto que ni los propios intervinientes no conocían el desarrollo del operativo, según explicaba la directora del área del Ejecutivo extremeño. Una situación que ha servido para medir los tiempo de actuación y evaluar la atención a los heridos.

El simulacro, que ha causado gran espectación entre los bañistas, ha finalizado con la atención en tierra a un accidente cardiaco, un infarto de miocardio; un accidente acuático con varios heridos, uno de ellos ha resultado fallecido; la escarcelación de un herido atrapado en su embarcación; y la actuación de especialistas acuáticos de la Guardia Civil para socorrer a un bañista ahogado que finalmente resultaría fallecido.